Comienza tu diario de gratitud…

En uno de esos momentos de la vida donde piensas que lo que te está ocurriendo es totalmente oscuro, donde muchas veces no ves la bendición en tu vida, definitivamente estás enfocando en donde no es. Claro que hay momentos duros, claro que hay momentos que nos ponen de rodillas, claro que hay momentos donde no sabemos qué hacer, los he vivido y por eso te quiero compartir como he logrado mermar un poco esos pensamientos de escasez cuando estoy viviendo momentos duros, especialmente en este momento de la historia he visto como tener un diario de gratitud me ha hecho cambiar pensamientos y ante los nuevos retos seguir agradeciendo.

Además de buscar conocer más a Jesús, y tratar de aprender de su caminar, trabajando mi área espiritual de una manera que nunca había hecho, orando y meditando, llevo desde el 2018 escribiendo por lo que agradezco de mis días, creando un Diario de Gratitud.

Al principio pensaba que era una práctica que me quitaba tiempo y en varias ocasiones lo pensé abandonar, hoy 24 de mayo del 2020 doy gracias a Dios que no lo hice. Precisamente en este momento de más incertidumbre que antes (porque la vida misma es una constante incertidumbre) y retos, he podido leer el agradecimiento de hace unos años atrás y siento una paz que invade mi corazón y de alguna manera aquieta mi preocupación. A veces, y me incluyo, vibramos en una energía tan baja que no hay manera de ver cosas grandiosas sucediendo a nuestro alrededor, hacernos conscientes de cuando estamos vibrando entre quejas, miedo, irritación, ruido, ego y orgullo, es importante para detenernos conscientemente y decidir vibrar alto en generosidad, agradecimiento, amor, compasión y es aquí que el Diario de Gratitud ha sido una gran herramienta para mi, agradezco a diario, aún sintiendo dolor o miedo, agradezco, aumentando mi capacidad divina de ver la abundancia que hay en mi, la abundancia que hay en los que me rodean y en mi alrededor.

¿Cómo puedo hacer un Diario de Gratitud?

En mi caso tengo el diario creado en el área de ‘Notes’ de mi celular, en forma de tabla: a la izquierda el área de la fecha y a la derecha el área de porqué agradezco y en este escribo todas las noches. Tu puedes hacerlo de la manera en que creas que será funcional para ti, en una libreta, en tu iPad, en una pared, en tu pizarra, en un espejo, tu hazlo cómo y dónde te funcione.

Lo importante es crear la disciplina de escribir diariamente eso por lo que agradeces, siempre, siempre tendrás algo que agradecer y en definitiva verás desde otra perspectiva, te darás cuenta.

Quise compartir contigo este ejercicio porque ha tenido un gran impacto en mi vida y también deseo que lo tenga en la tuya. ¡Agradezcamos más! ¡Vibremos alto!

Luego que lo hagas por un tiempo me encantaría que me contaras en los comentarios cómo te va, cómo te hace sentir este ejercicio.

Un fuerte abrazo para ti;

Betsy Serrano

Leave a Reply